Una jovencisima ocupa alegra la vida a un maduro solitario
Esta tia ha decidido pasar unos dias en el campo, en su recorrido se encuentra una choza, el lugar ideal para reponer, asi que determina meterse, por desventura para la guarrita allí habita un maduro que lleva mucho tiempo que no disfruta una hembra. El enfado inicial se convierte en una ocasion de plantar fin a su falta de amor, ella está dispuesta a abonar la estancia, el está dispuesto a cobrarsela calzando….

Continuar leyendo